Buscar

Rómulo Mucho: Se avecina una gran oportunidad para el Perú con el super ciclo de los metales “verdes

En Perú no tenemos níquel ni cobalto, pero tenemos cobre y un descubrimiento muy importante de litio.

El exviceministro de Minas, Rómulo Mucho, aseguró que con el super ciclo de metales “verdes”, nuestro Perú tiene grandes oportunidades de crecimiento. Así, recalcó que el contexto internacional ayuda a que se concrete, pero hay mucho que trabajar aún a nivel país.


“El escenario internacional es muy favorable, pero nos juega en contra el escenario interno que es de total incertidumbre. Las inversiones van a los países donde existe la estabilidad política y jurídica”, señaló en una columna de opinión publicada en Gestión.pe


Agregó que “si el panorama político se aclara, podríamos capitalizar de la mejor manera la mayor demanda mundial de cobre, lo que añadiría varios puntos porcentuales a nuestro crecimiento económico, a la generación de empleo digno y al logro de mayores ingresos fiscales”.


“Debemos considerar, además, que el círculo virtuoso de la economía hace que la minería impacte positivamente en diversas actividades económicas”, recalcó.


Sobre la oportunidad de crecimiento, Mucho explicó que se denomina metales “verdes” a los que jugarán un rol muy importante en la transición hacia las energías ecológicas, limpias y digitales para lograr un futuro por debajo de los 2°C del calentamiento global.


Así, “los metales que serán necesarios para desplegar la energía eólica, solar y geotérmica, así como el almacenamiento de energía para la electromovilidad, son el cobre, níquel, cobalto y litio, cuya creciente demanda será desde el 100% hasta el 500% hasta el 2050 dependiendo del metal según los expertos”.


“El Perú es el segundo productor mundial de cobre con casi el 10% de la producción, tenemos el 13% de las reservas mundiales y la exportación de este metal constituye el 30% de nuestras exportaciones totales. De los 46 proyectos del portafolio del Ministerio de Energía y Minas, 70% son de cobre y se requiere una inversión de US$ 40,000 millones para ponerlos en marcha y cuya puesta en valor nos significaría montos muy significativos de ingresos de divisas e ingresos fiscales para el Estado”, destacó.


Recordó que, según el ex CEO de Glencore, la demanda mundial de cobre al 2050 sería el doble del actual y para ello se requeriría añadir un millón de toneladas anuales de cobre en el mercado, pero según S&P Global Market Intelligence, se prevé que en los próximos años existiría un déficit de cobre en el mercado.


“Por ejemplo, para el 2021, el déficit será de 253,000 toneladas. El Perú tiene capacidad para responder a este incremento en la demanda”, aseveró.


Oportunidades con el litio

Mucho manifestó que en el país no tenemos níquel ni cobalto, pero tenemos un descubrimiento muy importante de litio que, “gestionado inteligentemente por la empresa privada en alianza con el Estado y las comunidades, puede proporcionarnos también considerables ingresos y, sobre todo permitirnos aspirar a mayores retos”.


“No debemos ver como una utopía la industrialización del litio para la fabricación de baterías y carros eléctricos. Solo es tema de inteligencia, audacia, incentivos y conocimiento para adoptar las mejores decisiones en bien del Perú”, puntualizó.


Coyuntura actual

En sus palabras, “es vital e importante que no se cambien las reglas de juego en el sector minero con la finalidad de que sigan llegando las inversiones y se pongan en marcha varios proyectos de la cartera del Minem para el presente año”.


Detalló, en ese sentido, que algunos proyectos ya están en marcha como Integración Coroccohuayco, Chalcobamba I, Pampacancha, “pero Yanacocha Sulfuros se encuentra en espera”. Inclusive, manifestó, se podrían adelantar algunos proyectos como Los Chancas, Michiquillay, Río Blanco, Galeno y Cañariaco, además de los paralizados por conflictos sociales como Tía María y Conga.


Respecto a la posibilidad de aplicar algún gravamen adicional a las empresas mineras por la coyuntura de los altos precios, Mucho señaló que es posible que el gobierno y las empresas puedan negociar de manera consesuada, sin poner en riesgo la competitividad de la minería peruana.


Asimismo, para que las empresas sigan invirtiendo se requiere predictibilidad y confianza. En tal sentido, aseveró, es importante que el nuevo gobierno que asuma, sea claro y contundente.


“(el nuevo gobierno tendrá la) misión de vacunar a toda la población y mejorar su política sanitaria, y luego reducir la pobreza. El super ciclo de los metales representa una gran oportunidad para lograr este objetivo”, finalizó.


Fuente: Rumbo Minero

4 visualizaciones0 comentarios